Algo raro en el aire: sobre la vibración tóxica del Antropoceno

Plantas, animales domésticos, marinos y humanos, suelos, aguas, objetos y otros seres de Puchuncaví viven envueltos en una atmósfera rara. Una atmósfera que, por lo demás, se puede sentir, como una presencia, un espectro, una condición químico-afectiva, somático-política.

Aquí escribí un poco sobre eso:

https://www.academia.edu/31145627/Algo_raro_en_el_aire_sobre_la_vibraci%C3%B3n_t%C3%B3xica_del_Antropoceno

algo

Anuncios

Nueva publicación: ciencia ciudadana para los planes de descontaminación

Imagen2

Parte del trabajo realizado en Puchuncaví con mis colegas Rosanna Ginocchio (Agronomía UC) y José Miguel Fariña (Ecología UC), junto a Daniel Valenzuela y Constanza González, ha sido publicado en el libro que reune los trabajos financiados por el Concurso de Políticas Públicas UC 2015. Nuestro capítulo se titula “Ciencia ciudadana: propuesta de participación para los Planes de Descontaminación” y se puede encontrar acá.

Governing the Inorganic: Materials, Infrastructure and Care

Mail Profesor-01

El 14 y 15 de septiembre organizaremos junto a Sebastián Ureta de la UAH el workshop internacional “Governing the Inorganic: Materials, Infrastructure and Care”. Tendremos de invitados Andrew Barry y Myra Hird. Mi presentación Sensing chemicals: sentinel plants and interspecies cordiality in the Anthropocene está basada en nuestras experiencias con plantas en Puchuncaví. Abajo dejo el programa completo, y las inscripciones se hacen a governingtheinorganic@gmail.com.  Sigue leyendo

Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal

IMG_3406

Stefano Mancuso y Alessandra Viola, Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal, Barcelona: Galaxia Gutemberg, 2015.

Me acabo de comprar este libro. Realmente interesante. Nos ubica (a los humanos) en nuestro lugar. Y no sólo nos hace pensar sobre la vitalidad de las plantas, sino que además -o esta fue la mayor reflexión que saqué del libro- detona un montón de preguntas sobre qué hacer con este nuevo socio existencial: qué tipo de asociaciones podríamos inventar con plantas, árboles y otros organismos vegetales? Cómo incorporar a las plantas a la vida política? Deberíamos pensar en una política vegetal, o sea ensayar una política vista desde ellas?

Los dejo con un par de párrafos de sus primeros capítulos: Sigue leyendo

El caso de Puchuncaví y sus aportes para la ciencia ciudadana

Tras la visita a las localidades de Los Maquis y Los Maitenes en Puchuncaví el pasado 19 de mayo, unos de los temas interesantes que surgieron fueron cómo la contaminación se materializa en los cultivos que las personas plantan. El perejil quemado, los duraznos e higos con una apariencia normal por fuera pero cafés por dentro y los recuerdos de la supervivencia de la comunidad producto de la plantación del tabaco son las figuras que los habitantes de la zona citan para retratar los efectos de la contaminación en sus vidas.

Este hecho nos permitió ver cómo en Puchuncaví, de alguna manera, se ‘mide’ la contaminación más allá de los instrumentos oficiales, pero sólo de manera doméstica e individual. Es en este contexto donde surge nos surge, como una posible línea de trabajo, otorgar las herramientas adecuadas para complementar y reforzar las mediciones informales que ya realizan los vecinos de Puchuncaví en un formato simple y de fácil acceso.

Esta idea, surgida a raíz del trabajo de campo, refleja una nueva forma de cómo se relacionan ciencia y ciudadanía en el sentido que la contaminación atmosférica es tanto un problema científico como también un elemento que afecta y se vive por los miembros de la comunidad. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los proyectos que emergen desde este diagnóstico, el caso de Puchuncaví sería creado y diseñado por los miembros del equipo con la finalidad de otorgarle a la comunidad mayores herramientas para monitorear la calidad del aire en su entorno. Estas herramientas cumplirían el rol de amplificar y validar las experiencias que ya viven las personas en Puchuncaví.

Especulaciones químicas con Arduino

El martes 19 de mayo fuimos a Puchuncaví. Más específicamente a Los Maquis y Los Maitenes, dos localidades rurales de la comuna. La pluma tóxica del centro industrial sube por el valle, y a Los Maquis y Los Maitenes les toca la peor parte, sobre todo a ésta última. De hecho, al llegar desde Nogales nos espera la famosa nube puchuncavina, mitad vaguada costera, mitad contaminación, que los vecinos reconocen como la entidad ubicua que envuelve químicamente sus vidas.

Entrada a Los Maquis, martes 19 de mayo 2015, 11:00.

Entrada a Los Maquis, martes 19 de mayo 2015, 11:00.

Sigue leyendo

Importancia de los bio-indicadores

La importancia y relevancia de los bio-indicadores/monitores, en lugar de equipos o tecnologías hechas por el hombre, se justifica por la declaración: “There is no better indicator of the status of a species or a system than a species or system itself” – Tingey (1989)

Tanto los bioindicadores como los biomonitores son organismos (o parte de un organismo o una comunidad de organismos) que nos permiten observar el impacto de factores externos sobre los ecosistemas y su desarrollo durante un largo período, o de diferenciar entre una ubicación (por ejemplo, un sitio no contaminado) y otra (sitio contaminado). Sigue leyendo

¿Pueden las plantas sentir?

Natasha Myers (directora del Institute for Science and Technology Studies y profesora asociada en el Departmento de Antropología en la Universidad de York, Canadá) viene hace un tiempo pensando en la vitalidad de plantas, vegetales y formas moleculares de vida como las proteínas. Su próximo libro Rendering Life Molecular: Models, Modelers, and Excitable Matter (Duke University Press, agosto 2015) promete ser en extremo interesante. Sigue leyendo

Sistemas bio-indicadores comunitarios: experimentos ciudadanos para la política de descontaminación atmosférica

Bienvenido al blog del proyecto ‘Sistemas bio-indicadores comunitarios: experimentos ciudadanos para la política de descontaminación atmosférica’, o BioExp para simplificar.

BioExp tiene por objetivo determinar las condiciones sociológicas, bio-fitológicas y normativas para la implementación de sistemas bio-indicadores comunitarios. Los bio-indicadores son sensores son para monitorear la calidad del aire. La particularidad de esta propuesta radica en hacer a las comunidades las encargadas de operar estos sensores. Siguiendo la figura del ‘citizen science’ o ciencia ciudadana, la propuesta busca la creación de espacios de experiencia y conocimiento científico que pueden ser usados, significados y apropiados por los ciudadanos involucrados. Además, se intenta integrar a las plantas y otras especies vegetales como centinelas atmosféricos, y así experimentar con nuevas formas de monitoreo ambiental. De este modo, se innova política y metodológicamente no sólo al incluir a la ciudadanía en el manejo de problemas de contaminación atmosférica, si no que también al reconocer las capacidades de entidades más-que-humanas en el trabajo ‘sentir’ y monitorear el ambiente.

cropped-foto_web_022.png

El proyecto toma como piloto el caso de Puchuncaví. Al igual que en otros casos de exceso tóxico en Chile – como Freirina o Temuco – en Puchuncaví se vive una situación de ‘desastre crónico’ en donde la ciudadanía comienza a exigir nuevas formas de involucramiento. El proyecto busca aprovechar el conocimiento local en horticultura para crear bio-indicadores con plantas como medio para que la ciudadanía se involucre técnicamente en la recolección de datos atmosféricos.

Consiguiendo lo anterior, el objetivo regulatorio último es incluir metodologías de ‘citizen science’, en los recientemente inaugurados Planes de Descontaminación del Ministerio del Medioambiente.

En este blog iremos dejando las reflexiones, documentos, pistas teóricas y avances empíricos que vaya produciendo esta investigación.